¿La piel sufre con el polvo del Sahara?

¿La piel sufre con el polvo del Sahara?

Un tema que no se deja de hablar este verano a parte de las vacaciones y del calor que hace es este visitante que tenemos de manera ocasional que viene desde nuestro vecino continente África a este lado del Atlántico trayendo consigo millones de partículas, beneficiosas para nuestros suelos y evitar ciclones, pero no tanto para nuestro organismo, en qué manera nos afecta? Y como identificar las diferentes reacciones que nos puede ocasionar esto?

Ya en pacientes con alguna enfermedad respiratoria como es el asma, rinitis alérgica o estacional y rinosinusitis siendo ellos mismos o sus padres los que carguen con esto, ya hay  una predisposición a sufrir de la piel en comparación con el resto de la población, les proviene una resequedad continua por falta de algunos humectantes o que pierden el factor que evita la pérdida transepidérmica de agua (TEWL) esto es conocido como dermatitis atópica, y muchas son sus variantes y muchos los afectados. Este no distingue edad, ni patologías existentes. Sin embargo, su incidencia varía dependiendo el paciente.

¿Pero, en si que es lo que afecta del Polvo del Sahara?

Las partículas… si,  estas tienen un componente en términos de tamaño y todas estas no son iguales. Hay distintas partículas, unas son más grandes, otras son más pequeñas y eso también es parte del problema, porque muchas de estas partículas se alojan en la nariz. Otras pueden llegar a la garganta y otras de las que afectan el pulmón  ya que las partículas más finas que entran hacia el tracto respiratorio y es donde causan la inflamación y los problemas respiratorios de pulmón.

Esta inflamación se traduce que en los pacientes a parte de las molestias causadas por la irritación ocular y nasal, rinitis, empeoramiento de asma, a nivel de piel picor y habones o ronchas todos estas manifestaciones son típicas en los casos de infección respiratoria o alergia, por eso la persona que se expone al Polvo del Sahara puede pensar que tiene síntomas como consecuencia de una infección por un virus o una bacteria, no siendo esto correcto, pero si puede pasar que se co infecte con uno de estos empeorando el cuadro.

¿Y en pacientes más pequeños que puede pasar?

Hay que recordar que la estructuras de los pulmones de los niños es más pequeños y los ´tubitos´ pudieran inflamarse mucho más rápido. Esto se traduce a que estos tubitos inflamados no dejen pasar casi aire y se escuche un pitido o sibilancias es lo que hace característico a un paciente asmático.

¿ Cómo podemos protegernos?

Mantenernos hidratados, ya que esto permite que siempre haya mucosa que nos permita expulsar estos alérgenos de nuestro cuerpo

Eviten usar ropa con telas como lana o poliéster; mejor optar por algodón para evitar una reacción cruzada alergénica y sentirnos más frescos

Hidratarse con cremas indicadas para las pieles secas y utilicen jabones sin fragancias

Procuren estar en lugares frescos.  

En casos más extremos: 

Utilizar mascarilla para que filtre las partículas de polvo

Poner en nuestras puertas toallas húmedas que evite que ingresen partículas a la casa

Evitar el hacer ejercicio en horas de la tarde

¿Cuando acudir a un dermatólogo?

De no tratarse adecuadamente este cuadro y más en pacientes atópicos, el paciente podría sufrir otras complicaciones como infecciones en la piel, problemas oculares y trastornos psicológicos, pues a menudo estas personas muestran rasgos de inquietud, inestabilidad emocional, irritabilidad y cuadros depresivos.

“Es bien importante que los pacientes se mantengan informados y busquen un médico que esté capacitado para tratar esta enfermedad y que primero pueda hacerle un examen para confirmar el diagnóstico o descartar otras causas de la piel seca”

Para un mejor manejo y recomendaciones en esta época no te olvides de visitarnos ya que te indicaremos lo mejor para su piel y así evitar la inconformidad que genera este visitante.